Publicado: 28 de Julio de 2017



La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una campaña especial, que se prolongará hasta el próximo 23 de julio, con el objetivo de revisar minuciosamente el estado de todos los vehículos que circulan por las carreteras españolas.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil prestarán gran atención a todos los elementos de seguridad (neumáticos, luces y elementos de señalización) y verificarán si tienen vigente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Se calcula que, en España, unos dos millones de vehículos no la han pasado. Además, durante 2016, el cuatro por ciento de los accidentes registrados a nivel nacional implicó a automóviles que no la tenían al día.

Según los datos ofrecidos por CertifiedFirst, el conjunto del parque de vehículos inspeccionado (motocicletas, turismos, vehículos industriales, autobuses y agrícolas) presentó 3,40 millones de defectos de carrocería durante 2016, de los que 2,87 eran de carácter leve y 531.000 eran defectos de carrocería graves. Cada vez son más los vehículos que no pasan la ITV a la primera por defectos en la carrocería. “La importancia de la carrocería del vehículo va más allá de la parte meramente estética. Su conservación tiene mucho que ver con la seguridad, la aerodinámica o el consumo, cuestiones que a todos nos preocupan”, señala Jordi Ortega, responsable de CertifiedFirst.